Últimos Posts

Trump llega a un acuerdo con Boeing para los próximos Air Force One

El trato informal incluye dos aviones "Air Force One" Boeing 747-8 adaptados a las necesidades del presidente estadounidense por 3.900 millones de dólares

Boeing B747 Air Force One

El presidente Donald Trump llegó a un acuerdo informal con Boeing para proporcionar la próxima generación de aviones presidenciales Air Force One. 

El subsecretario de prensa Hogan Gidley anunció que un “contrato de precio fijo” de 3.900 millones de dólares (3.180 millones de euros) para la nueva flota, conocida como Air Force One, que constará de dos aviones presidenciales.

El nuevo contrato supondrá para los contribuyentes estadounidenses un ahorro de más de 1.400 millones de dólares, según dijo el portavoz de la Casa blanca, pero la cifra no pudo ser confirmada de forma independiente.
El nuevo contrato supondrá para los contribuyentes un ahorro de más de 1.400 millones de dólares
El mandatario de Estados Unidos se quejó en diciembre de 2016 sobre el elevado coste que supone para el país reemplazar los aviones del Air Force One, uno de los símbolos más visibles de la presidencia de EE.UU., e instó al Gobierno federal, administrado entonces por el presidente saliente Barack Obama, a cancelar el contrato con Boeing.



En vez de cancelarlo, Trump lo ha renegociado. La factura total, que incluye dos modelos 747-8 y las adaptaciones de seguridad necesarias, será de 3.900 millones de dólares por debajo de los más de 5.000 millones de dólares estimados en un principio. El Boeing 747 ha sido el modelo que, en sus distintas versiones, se ha venido utilizando para dar servicio al presidente de Estados Unidos y que cuenta con especiales medidas de seguridad y equipos sofisticados.

Los Boeing 747-8 estarán diseñados para ser una Casa Blanca aerotransportada capaz de volar en el peor de los escenarios de seguridad, como la guerra nuclear, y se modifican con aviónica militar, comunicaciones avanzadas y un sistema de autodefensa.

Además de los dos aviones, el nuevo acuerdo incluye el coste que supone modificar aviones comerciales con el equipo necesario para adecuar los aparatos a las necesidades del presidente, como una escalera exterior y un paquete de comunicaciones seguro.

La Casa Blanca dispone de dos Air Force One, modelo 747-200, que tienen más dos décadas de servicio

Boeing, en un comunicado, afirmó estar “orgullosa de construir la próxima generación del Air Force One”, y agregó: “El presidente Trump negoció un buen trato en nombre del pueblo estadounidense”.

La Casa Blanca dispone actualmente de dos unidades del Air Force One, modelo 747-200, que tienen más dos décadas de servicio. La idea es que sean reemplazados por dos nuevos Boeing 747-8 con más autonomía de vuelo y un tamaño ligeramente mayor.

Fuente: La Vanguardia