Últimos Posts

El misterioso avión de Boeing que planea revolucionar el sector aeronáutico


Una tela negra encima del perfil de un avión. Esta es la foto que la compañía aeronáutica Boeing lanzó a través de su cuenta de Twitter afirmando que trabajaba en una nueva aeronave que «podría cambiar el futuro de la industria aeronáutica». Los rumores en torno a este anuncio no se hicieron esperar, y hubo quien especuló sobre cazas eléctricos e incluso naves espaciales.

La incógnita se revelaba este martes: Boeing anunciaba que está preparando un modelo basado en un sistema de avión no tripulado (UAS por sus siglas en inglés) destinado a reabastecer de combustible a las aeronaves de la Armada de los EE.UU. que operan desde portaviones. La compañía presentará ante la Marina su proyecto el próximo 3 de enero y está ultimando las últimas pruebas de motor antes de comenzar las demostraciones de manejo en la cubierta, que se espera se realicen también a principios de año, tal y como ha anunciado la empresa en un comunicado.

A través del concurso empresarial MQ-25, la Marina de los EE.UU. está buscando el nuevo sistema no tripulado de reabastecimiento de combustible de los cazas Boeing F / A-18 Super Hornet, Boeing EA-18G Growler y Lockheed Martin F-35C, con el objetivo de ampliar su rango de combate. Además, la aeronave también tendrá que integrarse con la catapulta y los sistemas de lanzamiento y recuperación. En honor al nombre del concurso público, Boeing ha bautizado el nuevo modelo como Boeing MQ25.

«Boeing ha estado diseñando aviones de transporte para la Marina durante casi 90 años», ha afirmado Don 'BD' Gaddis, un almirante retirado que lidera el programa del sistema de reabastecimiento para Phantom Works, los responsables de tecnología de Boeing. «Nuestra experiencia nos da confianza en nuestro enfoque. Estaremos listos para las pruebas de vuelo cuando se adjudique el contrato de desarrollo de ingeniería y fabricación».

Boeing y la compra de Aurora Flight Sciences
Hace un tiempo, Boeing compró la empresa Aurora Flight Sciences, desde la que diseña aviones autónomos, eléctricos y de larga distancia para uso comercial y militar.

En la última década, esta compañía ha estado a la vanguardia de los modelos más innovadores y en 2016 ganó una licitación obteniendo más de 89 millones de dólares para desarrollar una aeronave de despegue y aterrizaje verticales. De esta manera, desde Aurora se planteó incorporar la tecnología de alas fijas -sistema de aviones- junto con alas giratorias -característica de los helicópteros-. Además, será equipada con 24 ventiladores de flujo guiado: nueve en cada ala y tres en canard.

Fuente: ABC

No hay comentarios.