miércoles, 5 de julio de 2017

Airbus desarrolla nueva caja negra con mayor tecnología


Hace más de dos años Airbus presentaba una propuesta para la implementación de un nuevo tipo de caja negra para los aviones, esto como respuesta ante los trágicos accidentes que habían ocurrido, entre los que se encuentran los del vuelo 447 de Air France y el 370 de Malaysia Airlines.

Ahora, Airbus está mostrando su versión final de caja negra con ajustes a la propuesta de 2015, la cual busca ayudar y ser más eficiente en las tareas de rescate e investigación ante un accidente aéreo.

La pieza más valiosa de información ante un accidente aéreo se actualiza

Esta nueva caja negra, que en realidad es naranja fluorescente, será más pequeña que la generación actual, además de que será más potente al contar con GPS para su localización y un sistema de expulsión mecánica. Este sistema ha sido diseñado para activarse únicamente en casos de "deformación estructural importante" o cuando detecta que el avión está a más de 1,8 metros bajo el agua.

La idea es que este sistema sepa diferenciar cuando hay una fuerte turbulencia o un aterrizaje de gran impacto para que no se expulse accidentalmente. Por otro lado, esta caja aumentará su capacidad de grabación hasta las 25 horas de voz (Cockpit Voice Recorder) y datos de cabina, lo que permitirá tener mayor información en caso de ser necesario.

Cabe señalar que esta nueva caja negra no sustituirá a la actual, sino que se colocará como una segunda opción de respaldo a la principal. Su ubicación será en la cola del avión y su tarea será la misma que la caja principal, ya que en este caso la redundancia es la mejor herramienta en estos casos.

A pesar de que ya se están probando sistemas de cajas negras que están conectadas vía satélite y guardan la información en la nube, hasta el momento no se ha encontrado la eficiencia de una caja negra in situ. Ésta obtiene la información al instante de casi 100 sensores, registros, posiciones, movimientos y conversiones, datos que pueden perderse entre la comunicación con el satélite, además del tiempo que requieren para ser enviados.

Esta nueva caja negra empezará a ser instalada en los nuevos aviones Airbus A350 que llegarán al mercado en 2019 y posteriormente llegarán a otros modelos, sobre todo aquellos que vuelan sobre el mar y zonas remotas y montañosas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas