martes, 27 de junio de 2017

El Boeing 747 tiene los días contados


Boeing, el fabricante de aviones de EE.UU., ha abandonado la categoría reservada para los gigantes de cuatro motores de su pronóstico anual para el mercado de aviones comerciales. En cambio, la empresa predice que las aerolíneas utilizarán aviones bimotores más eficientes para vuelos de larga distancia, como su 787 Dreamliner, el 777X, o un avión de categoría intermedia que está en fase de proyecto.

Al omitir las aeronaves de gran tamaño de su proyección a 20 años, para un mercado de aviones de pasajeros de US$6,05 billones, Boeing dijo que reflejaba una realidad del mercado: hay pocas o ninguna posibilidad de reanimar las ventas. La compañía con sede en Chicago y Airbus ya habían reducido la producción de sus aviones más grandes conforme menguaban los pedidos, y Boeing advirtió que podría terminar con la producción del 747.

“No vemos mucha demanda de aviones realmente grandes en el futuro”, dijo Randy Tinseth, vicepresidente de marketing de Boeing, en una reunión informativa antes del Salón Aeronáutico de París, la semana pasada. “Nos resulta difícil creer que Airbus entregue el resto de sus A380 en cartera”.

Aviones grandes

Airbus todavía ve un mercado a largo plazo para este tipo de aviones, aunque no registró una sola venta del A380 en 2016. El fabricante europeo dice que las aerolíneas necesitarán aeronaves más grandes según se duplica el tráfico de pasajeros y la congestión limita el número de vuelos a megaaeropuertos, particularmente en Asia y Oriente Medio. La compañía vaticina ventas potenciales de 1.400 de los aviones comerciales más grandes, valorados en US$454.000 millones, hasta 2037.

Conforme concluye la era jumbo de Boeing, la empresa ve un nuevo mercado emergente para los aviones de rango intermedio, un híbrido entre los de pasillo único de mayor tamaño y los más pequeños de doble pasillo.

“Fueron por lo grande y pesado, nosotros a lo pequeño y eficiente”, dijo Mike Delaney, gerente general de desarrollo de aviones de Boeing. “Vamos a superar a nuestros competidores, poner una medida más ligera a lascosas”.

El avión que Boeing desarrolla tendría una capacidad de entre 220 y 270 viajeros y una autonomía de 5.000 millas náuticas.

El objetivo es impulsar el crecimiento con aviones que eviten los aeropuertos de conexión y vuelen directamente a ciudades más pequeñas, en rutas que no se corresponden de manera adecuada con los aviones de hoy. Piense en un vuelo de Washington a Praga o de Japón a India.

Las aerolíneas también podrían usar el nuevo modelo, el 797 o NMA (siglas en inglés de “avión nuevo de mercado intermedio”) para vuelos transcontinentales, en reemplazo de los Boeing 757 y 767, que están envejeciendo. Las aerolíneas low cost podrían pasarse de aviones de un solo pasillo a otros mayores para rutas más populares. Tinseth proyecta un mercado con un potencial de ventas de entre 4.000 y 5.000 en ese segmento en 20 años.

Fuente: latercera

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas