sábado, 4 de febrero de 2017

Suecia prueba aceite de cocina como combustible para un avión comercial


La compañía aérea sueca BRA llenó los tanques del avión de pasajeros ATR 72-600 con una mezcla de combustible convencional y un derivado de las grasas recicladas de cocina. Según el portal Defense Aerospace, la aeronave realizó con éxito un vuelo de unos 600 kilómetros entre Estocolmo y la ciudad sueca de Umea.

Actualmente, algunas compañías aéreas están considerando el uso de biocombustibles para sus aviones. Se cree que es mucho más ecológico que el combustible convencional. Además, las aerolíneas esperan que a medida que crezca la demanda de este combustible, su precio baje y se haga más barato.

No obstante, es imposible simplemente pasar a un nuevo tipo de combustible. Antes de comenzar a llenar los aviones con el biocombustible, hace falta asegurarse de que el sistema y los motores funcionen exactamente de la misma manera que con el combustible convencional. Solo se puede determinar al realizar múltiples ensayos. Al mismo tiempo, las pruebas determinan cómo el nuevo combustible afecta la vida del motor a largo plazo.

Todavía no se sabe cuándo los aviones de BRA empiecen los vuelos regulares con biocombustible. Actualmente, la empresa pretende reducir las emisiones de sustancias nocivas al doble para el año 2025 con el uso de su mezcla. Todas las pruebas y estudios necesarios se están llevando a cabo en el marco del programa estatal sueco para reducir las emisiones del transporte en el país.

El programa del Gobierno supone un rechazo completo al uso de combustibles fósiles. Varias empresas suecas están actualmente involucradas en la investigación de nuevas tecnologías para producir combustibles nuevos.

Otra opción prometedora, en particular, para Suecia, es el uso de madera. En la actualidad, los bosques cubren más de la mitad de la superficie de Suecia, es decir, unos 230.000 km2. El crecimiento anual de los bosques en el país es de unos 120 millones de metros cúbicos.
De acuerdo con las estimaciones preliminares de las autoridades, en el caso de una transferencia de todos los transportes del país al biocombustible de madera, el crecimiento del bosque se reducirá solo un 2% o 2,4 millones de metros cúbicos.

Mientras tanto, la compañía estadounidense United Airlines ya utiliza biocombustibles para repostar aviones de pasajeros. Desde marzo del año pasado, las aeronaves con biocombustible realizan vuelos de Los Ángeles a San Francisco. Los tanques se llenan con una mezcla de combustibles convencionales y biocombustibles a base de éteres tratados con hidrógeno y ácidos grasos.

Fuente: Sputniknews

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas