domingo, 17 de julio de 2016

Airbus y Boeing, pendientes del comprador asiático

Foto: El País.
En el salón internacional aeronáutico de Farnborough (Reino Unido) quedó patente que el tiempo de los macropedidos de aviones comerciales por parte de compañías aerolíneas había acabado. La desaceleración económica y el Brexit proyectaron sobre la feria un aire de incertidumbre, a la vez que las aerolíneas asiáticas tomaron protagonismo. Firmas como la malasia AirAsia selló uno de los mayores acuerdos del salón, con un pedido de 100 aviones de Airbus, por un valor total de 12.500 millones de dólares (11.251 millones de euros, al cambio actual). Otras compañías chinas anunciaron pedidos a Boeing por más de 2.000 y 3.000 millones de dólares.

Airbus y Boeing, los dos principales constructores de aviones del mundo, dependen cada vez más del mercado asiático para seguir la senda de crecimiento de los últimos años. Si bien ambos grupos estiman que el número de pasajeros en el mundo crezca entre un 4,5% y un 4,8% en las próximas dos décadas, es el continente asiático el que se perfila como la punta de lanza del sector.

Solo en la feria de Farnborough, el grupo malasio AirAsia anunció un pedido de 100 aparatos A321Neo, el modelo más grande de la flota de los aviones comerciales monopasillos de Airbus. La india GoAir, por su parte, acordó comprar otros 72 aviones del mismo modelo, por un valor de 6.900 millones de euros.

La estadounidense Boeing, que es principal rival de Airbus, también alcanzó importantes acuerdos durante el salón aeronáutico. Firmó con la compañía china un acuerdo para la entrega de diez aviones 737 MAX (el avión más vendido en la historia de Boeing), una operación valorada en 631,4 millones de dólares (569,7 millones de euros). Esta aerolínea asiática es el principal comprador de este modelo de aeronave de Boeing y refuerza la relación estratégica con la compañía estadounidense que este año celebra sus cien años.

La relación de Boeing con las aerolíneas chinas ya reveló su importancia cuando en el pasado diciembre China Airlines oficializó un macropedido de 110 Boeing 737 Max, por un valor de 9.000 millones de euros. Xiamen Airlines, una low cost china, firmó durante el salón de Farnborough otra orden de 30 aviones de este modelo, por unos 3.000 millones; mientras que Ruili Airlines cerró un pedido de seis aviones 787-9 "Dreamliner", valorados en 1.332 millones, lo que representa el primer pedido de aviones de fuselaje ancho de la compañía.

El hecho de que este año hayan sido las compañías asiáticas las que han anunciado dos de los mayores pedidos en el salón aeronáutico no sorprendió a Boeing, que calcula que el segmento asiático ocupará en los próximos veinte años un 40% del negocio global de los aviones comerciales. Según las estimaciones de Boeing, de aquí a 2035 Asia estará a la cabeza en la demanda de aviones, con pedidos por más de 15.000 aeronaves que harán que el mercado asiático casi doble la demanda del norteamericano (8.330 aviones), y esté a punto de alcanzar la suma de éste con el europeo, donde se prevé una venta de 7.570 aviones. "A pesar de los recientes acontecimientos que han afectado a los mercados financieros, el sector de la aviación continuará registrando un crecimiento a largo plazo", afirmó el responsable de marketing de Boeing Commercial Airplanes, Randy Tinseth, durante el salón de Farnborough.

Pese al incremento de los pedidos por parte de los compradores asiáticos, tanto Airbus como Boeing rebajaron este año sus expectativas de pedidos y entregas de aviones comerciales con respecto a 2016. Boeing anunció días antes de la feria que para este año prevé entregar 745 aviones comerciales, algo menos de los 762 que entregó en 2016. Airbus, por su parte, también admitió unas previsiones de entregas para este año inferiores a los 650 esperados a principio de 2016.

Fuente: El País

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas