lunes, 1 de febrero de 2016

Boeing 737 Max acelera para alcanzar al Airbus A320neo


La versión modernizada del Boeing 737, el 737 Max, realizó la semana pasada su vuelo inaugural. Así marca el pistoletazo de salida de las pruebas necesarias para su certificación y primera entrega comercial, en 2017.

Con su nuevo motor Leap, concebido por CFM International (la co-empresa de General Electric y Safran) y su nueva configuración económica (consume un 20% menos que las versiones clásicas del 737), el Boeing 737 Max es actualmente el best-seller del fabricante americano y el rival directo del Airbus 320 Neo.

Costes de explotación más bajos

El avión salió el pasado viernes de Renton, cerca de Seattle (donde se ensamblan todos los 737 desde 1967), y llegó tres horas después sin ningún tipo de percance a Washington. A bordo fueron el comandante Ed Wilson y el vicepresidente encargado de las operaciones en vuelo, el capitán Craig Bomben, así como los ingenieros técnicos encargados de realizar las pruebas que deben servir para la certificación del aparato.

El 737 Max cuenta con cuatro variantes en función del número de asientos disponibles: Max 7 (150 asientos), Max 8 (150-200 asientos), Max 200 (197 asientos) y Max 9 (200 asientos). Todas ellas con "los costes de explotación más bajos del mercado; con un coste operativo por asiento un 8 por ciento menor al del A320 Neo", aseguran desde Boeing.

Pedidos en marcha

Antes de este primer vuelto, 26 compañías aéreas --entre ellas, dos de las mayores low cost, Southwest y Ryanair-- ya cuentan con este aparato para reducir sus cortes. Para los próximos 20 años, Boeing cifra el mercado de los mono-pasillos, que se van a repartir entre el 373 Max y el A320 Neo, en 26.730 aparatos y 2.779 millones de dólares.

Hasta hoy, el A320 Neo ha recibido 4.443 pedidos y reivindica el 60% del mercado. Por tanto, Boeing no puede permitirse ningún error y respetar escrupulosamente el calendario. Hay que recordar que las compañías aéreas no pagan a los constructores hasta que reciben el avión y que el americano ha reducido además su producción de 777. 

Mayor producción

Además, el 737 Max llega en un momento de gran fortaleza en la aviación comercial. Frente al aumento de los pedidos de las compañías aéreas deseosas de modernizar sus flotas y al crecimiento del tráfico en los países emergentes, Boieng y Airbus han decidido aumentar su ritmo de producción: Boeing quiere producir 52 aparatos al mes de la familia 737 de aquí a 2018, frente a los 42 actuales. Y Airbus se ha marcado la fabricación de 60 aviones al mes de la familia A320 de aquí a 2019.

Fuente: 02B

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas