viernes, 16 de octubre de 2015

Viaje al corazón del nuevo Airbus A350


El fabricante de aviones, con una cifra récord de pedidos, prevé estar a pleno rendimiento de su nueva 'joya de la corona' a finales de 2018.

Los operarios comienzan a quitar el embalaje que ha protegido los 300 kilos de pintura usados para personalizar el fuselaje del nuevo Airbus A350 XWB que sale de la planta de Airbus en Toulouse. Blanco, amarillo, caqui y mucho azul marino, más el rojo de la media luna. Son los colores de Singapore Airlines, cuyo vicepresidente de producto y servicios, Tan Pee Teck, a pocos metros, recuerda que es la primera de las 63 unidades que ha pedido al consorcio europeo.

El avión -todavía huele a pintura- se usará para la conexión entre Singapur y Ámsterdam. Para ver un A350 en la ruta Singapur-Barcelona-Sao Paulo (la única que la firma opera directamente en España), que ahora cubre con un Boeing 777, habrá que esperar. "No tenemos fecha para ello", afirma el directivo. Aunque podría transportar a 440 personas, lo normal es que este modelo se configure para 320 pasajeros.

Facturación manual
Sólo en el taller de pintura, donde se revisten los A330 y A350, trabajan 220 personas, explica su director, Fabrice Balitraud. Es el final de la cadena. Antes, se han ensamblado las piezas producidas en Getafe (Madrid), Broughton (Reino Unido), Bremen y Hamburgo (Alemania) y Saint Nazaire (Francia). En un primer espacio, con dos líneas, se enlazan las partes delantera, central y trasera del avión. Ensamblado el fuselaje, se traslada la carcasa del avión para que, en otro punto con cuatro líneas de trabajo, se le instalen las alas. Los responsables insisten en que el montaje, en el que intervienen 700 personas, se hace a mano, con la ayuda de las máquinas para levantar y mover peso.

Airbus, en su competición con su gran rival norteamericano, Boeing, pasa por buenos tiempos. La lista de encargos entre todos sus modelos llega a los diez años, algo nunca visto. El A350 XWB acumula 783 encargos de 41 compañías, de los que sólo ha entregado siete unidades. No hay sorpresas entre los mejores clientes para el consorcio europeo: Qatar Airways (80 aviones), Singapore (63) y la compañía de Abu Dhabi, Etihad (62), son las principales. La única española es Iberia, con 16 aviones en cartera, aunque no recibirá el primero al menos hasta 2016 o 2017.

La compañía espera acelerar el ritmo de producción para ensamblar al menos diez unidades al mes a finales de 2018. Cada uno de ellos tiene un precio de catálogo de 304 millones de dólares (271 millones de euros). Esta cifra varía según las especificaciones de cada aerolínea, afirma Marisa Lucas, directora de márketing de producto del A350, una de las muchas españolas que trabaja en Toulouse. Y Singapore Airlines es una de los que tiene los estándares más elevados, sostiene Sean Lee, director de Comunicación de Airbus en Asia.

Este modelo de avión está pensado para largo radio (por ejemplo, rutas de 13 horas, como Singapur-Londres) y para atacar el segmento de mercado que Boeing cubre con el 777 y el 787, según sus impulsores. Entre las ventajas del A350 XWB, destaca la reducción del 25% del consumo de carburante sobre su antecesor, además de la posibilidad del wifi y de una clase business a la que sólo le falta incorporar una ducha. "No es algo que nuestro clientes pidan", bromea Tan Pee Teck.

Cartera de pedidos
Aunque por tamaño y espectacularidad el rey de Airbus es el A380, con 317 aviones en cartera, el núcleo del negocio del fabricante europeo sigue siendo la familia A320, con 12.200 aviones en espera.

Unas 21.000 personas trabajan sólo en la sede de Toulouse (con 1,2 millones de habitantes en su área metropolitana), donde Airbus cuenta con 700 hectáreas disponibles. El grupo, con una facturación de 60.000 millones de euros y encargos valorados en 857.500 millones de euros, suma 138.000 empleados, con 11 plantas de producción, diez polígonos logísticos y cuatro centros de ingeniería repartidos en todo el mundo, entre otros datos.

Airbus presume de haber doblado sus dimensiones en los últimos quince años. Y considera que seguirá este camino, apoyándose en el alza del mercado asiático. Con países como Indonesia, de 250 millones de habitantes, que comienzan a descubrir ahora qué es subirse a un avión, este continente avanzará a un ritmo del 6% anual, frente al 4% del resto del mundo, algo que Airbus quiere aprovechar para mejorar la cuota del 54% de producción que asegura tener, frente al 46% de su rival norteamericano.

Fuente: Expansión

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas