lunes, 7 de septiembre de 2015

Airbus estrena su planta de ensamblaje en EE UU


Hace una década que el huracán Katrina devastaba Nueva Orleans y dejaba a más de un millón de personas sin hogar por toda la costa del golfo de México. A los pocos días del brutal golpe de la naturaleza, uno de los cinco Beluga que utiliza la compañía aeroespacial Airbus para transportar los componentes más grandes de sus aviones aterrizaba en Mobile (Alabama) cargado de suministros para asistir a los supervivientes.

Pasados justo 10 años de la tragedia, y en esa misma localidad costera de Alabama, el constructor europeo hace los últimos retoques en el Mobile Aeroplex de cara a la inauguración de su primera planta de ensamblaje en Estados Unidos, en casa de su eterna rival Boeing. Un complejo valorado en 600 millones de dólares y en el que hasta un millar de empleados fabricarán tres modelos de la familia A320.

Tres años después de iniciar los trabajos, la planta de ensamblaje ya es técnicamente operativa en los plazos previstos. Los componentes del fuselaje del primer avión que saldrá volando en Mobile llegaron ya a mediados de junio a su puerto. De ahí se trasladaron al complejo en una especie de cabalgata típica de los carnavales que recorrió Broad Street ante miles de vecinos expectantes por ver el primer convoy.

Acelerar la producción
Airbus busca con esta gigantesca estructura acelerar el ritmo de producción de sus aviones, para dar salida a los pedidos que se le van acumulando en cartera y cumplir con los plazos de entrega. Los aviones están destinados exclusivamente a los clientes americanos. El objetivo es llegar a cubrir el 50% del mercado de aviones de pasillo único en un plazo de dos décadas, desde el 20% actual.

Las aerolíneas estadounidenses no sólo operan en la actualidad la mayor flota del mundo sino también una de las más viejas. Eso plantea una oportunidad enorme, por el tamaño de los clientes. Se calcula que ese plazo será necesario renovar más de 5.800 aeronaves. Pero para vender aviones en EE UU hay que crear empleo en el país. Es lo que entendió hace dos décadas la japonesa Toyota con los coches.

La inauguración del complejo el 14 de septiembre es uno de los eventos más importantes en la historia de Mobile. El 60% de los empleados vive en un radio de 80 kilómetros. También para esta región del golfo, ya que el 85% de la plantilla es residente en Alabama, Florida y Mississippi. Los empleados estratégicos están siendo formados en Europa para garantizar la cohesión en las operaciones.

El complejo en la antigua base militar de Brookley tiene tres estructuras: un centro logístico, otro de servicios y el hangar principal. La entrega del primer avión de Airbus producido en EE UU no llegará, sin embargo, hasta mediados de 2016. Será un A321 para la aerolínea de bajo coste JetBlue. La planta operará a pleno rendimiento en 2018, momento en el que se producirán entre 40 y 50 aviones al año.

La logística es similar a la que se aplica en Tianjin (China), porque aquel Beluga que recuerdan en Mobile del Katrina no tiene autonomía para cruzar el Atlántico. Los cinco elementos básicos que componen el avión se seguirán produciendo en España, Francia, Inglaterra y Alemania. De ahí se transportan al puerto alemán de Hamburgo para salir después rumbo EE UU, en un viaje de casi tres semanas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas