viernes, 19 de junio de 2015

Boeing gana una batalla simbólica a Airbus en el Salón de Le Bourget


El fabricante estadounidense Boeing ganó una batalla simbólica en casa de su gran rival, el europeo Airbus, al adelantarle en pedidos firmes de aviones durante el Salón Aeronáutico de Le Bourget que se celebra al norte de París.

Boeing consiguió vender desde comienzos de semana 145 aviones valorados en 18.600 millones de dólares, mientras Airbus se quedó en 124 unidades por 16.300 millones, según los datos comunicados por las dos empresas como balance de la feria de Le Bourget.

Es verdad que si se incluyen las opciones -que tienen que ser confirmadas ulteriormente con contratos firmes- Airbus logró compromisos para colocar 421 aviones de un valor a precio de catálogo de 57.000 millones de dólares.

Con eso, el constructor europeo obtuvo los cuartos mejores resultados en la historia de este salón, el más importante del mundo del sector aeronáutico que se celebra cada dos años en el que fue el primer aeropuerto de la capital francesa.

Y sobre todo, eso supera los 331 aparatos de un coste de 50.200 millones de dólares de la firma estadounidense, que se hizo con dos pedidos particularmente importantes en términos económicos.
El primero con la aerolínea indonesia Garuda, que suscribió un principio de acuerdo con vistas a adquirir 30 unidades de su modelo de doble pasillo 787-9 y otras tantas del aparato de pasillo único 737 Max8, valorados en 10.900 millones de dólares.

El segundo, que es un encargo firme de un valor a precio de catálogo de 10.700 millones de dólares, con la compañía de "leasing" (alquiler con opción de compra) AerCap por 100 aviones 737 Max8.

Para Airbus, la mayor operación fue un "memorándum de entendimiento" -en espera de concretarse en venta firme- con Wizz Air por el que la compañía centroeuropea manifiesta su voluntad de incorporar a su flota 110 aviones del modelo A321neo, valorados en 13.700 millones de dólares.

Este acuerdo con Wizz Air supone que Airbus ha superado el listón de los 4.000 pedidos de aviones de la familia renovada de un solo pasillo, la A320neo, desde su lanzamiento en diciembre de 2010.

Y demuestra una vez más que los A320, sean en su versión actualmente en servicio o la "neo" con un motor más eficiente y dispositivos en las alas que le dan una mejor aerodinámica, son el gran filón, la máquina de hacer dinero que permite al constructor europeo financiar los otros programas.

El responsable comercial de Airbus, John Leahy, se jactó de una cuota de mercado del 60 % -es decir, netamente por encima de Boeing- en este segmento de aviones, cuyas capacidades suelen estar en una horquilla de 100 a 200 pasajeros.

El presidente, Fabrice Brégier, pese al revés para su amor propio que supone lo logrado por Boeing en el Salón, destacó que en lo que respecta a su empresa "es más de lo que esperábamos", "confirma que la tendencia del mercado es extremadamente positiva" y, sobre todo, que Airbus logrará el objetivo que se había marcado para este año.

Es decir, que confía en superar los pedidos para 1.456 aeronaves netas que había obtenido en 2014, cuando por tercer año consecutivo se quedó por encima de Boeing, que pese a todo llegó a 1.432 y terminó en primera posición por aviones entregados, con 723 frente a 629.
En lo que llevamos de 2015, e incorporando los contratos de Le Bourget, Boeing tiene registradas ventas netas (descontando cancelaciones) de 276 aeronaves, mientras que Airbus -según una contabilización oficiosa, puesto que la oficial sólo se hará a comienzos de julio- ha franqueado el umbral de las 360.

Unos números que pueden parecer modestos si se comparan con los del primer semestre de 2014 (entre los dos acumulaban 789) o con la primera mitad de 2013 (1.405), pero que se explica por la marea de encargos de los últimos ejercicios y con el que es el principal reto para los dos grandes constructores, aumentar su cadencia de producción.

Es verdad que Airbus y Boeing nunca habían entregado tantos aviones como ahora (553 en los cinco primeros meses del año, frente a 538 en el mismo periodo de 2014).

Pero también que según sus propios cálculos, ante el incremento imparable del tráfico aéreo, la flota de aviones en servicio con más de 100 plazas se duplicará en los próximos 20 años, y eso significa que -de acuerdo con Airbus- se venderán 32.600 aviones nuevos de aquí a 2034 por un valor de alrededor de 4,9 billones de dólares.

Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas