lunes, 2 de marzo de 2015

Airbus aprovecha los beneficios de las aerolíneas


Los factores que han dado un impulso al dividendo de Airbus hasta su máximo histórico deberían mantenerse, al menos este año. El segundo fabricante de aviones comerciales del mundo, que el viernes presentó sus resultados anuales, registró un incremento del 61% en los beneficios por acción en 2014. La noticia vino acompañada del pago de un dividendo de 1,20 euros por acción, una subida del 60%.

La mayor parte de los beneficios procede de la división de los aviones de pasajeros. Con un menos peso en la división de defensa y especial a raíz de la reestructuración del año pasado, Airbus consiguió crecer gracias al momento favorable que atraviesa la aviación comercial. No obstante, todavía hay algunos indicios preocupantes. El número de nuevos pedidos de aviones comerciales fue relativamente flojo en comparación con el año anterior y al A380 todavía le cuesta ser rentable. Por otra parte, los clientes del sector del crudo se están apretando el cinturón y han reducido la compra de helicópteros.


Sin embargo, la caída del precio del petróleo sigue siendo un factor positivo. Aproximadamente el 60% de los beneficios operativos de Airbus están relacionados con la situación de la industria de la aviación comercial, que se beneficia de los bajos precios del combustible. Y los beneficios globales de las aerolíneas alcanzaron los 20.000 millones de dólares en 2014 y se espera alcancen los 25.000 millones de dólares este año, según cálculos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo. Esto ha animado a las aerolíneas a sustituir los aviones más antiguos por nuevos modelos, lo que contribuye a aumentar los beneficios de Airbus. El fabricante cuenta ahora con un total de pedidos pendientes de 6.386 aviones.

El aspecto en el que Airbus puede mejorar es la entrega de aviones, donde se concentra la mayor parte de los ingresos. De momento está ampliando su capacidad, con la apertura de su primera planta en EEUU. No obstante, todavía va por detrás de su competidor Boeing ,que en 2014 entregó 723 aviones frente a los 629 de Airbus.

Es probable que las oscilaciones de divisas beneficien a Airbus. El año pasado, la subida del dólar aumentó sus beneficios en 142 millones de dólares. El viernes, las acciones de la compañía aumentaron un 7% , lo que sitúa la valoración de la empresa en siete veces los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, un importante descuento con respecto al múltiplo de Boeing, de casi 10 veces. Airbus tiene ahora la oportunidad de acortar esa distancia.

Fuente: Expansion.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas