martes, 24 de febrero de 2015

Airbus y Korean Air acuerdan al fin colaborar por el futuro caza coreano KF-X

Después de que la primera ronda de ofertas para dotar a Corea del Sur de 120 nuevos aviones de combate quedase invalidada por la presencia de un único postor –la empresa local Korean Aerospace Industries (KAI) en sociedad con la norteamericana Lockheed Martin–, Airbus Defence and Space (Airbus DS) sí ha llegado a tiempo ahora para participar junto a Korean Air Line Co. en este proceso cuya segunda ronda de ofertas se cierra este martes día 24. La empresa europea se encargará de este modo de dar apoyo técnico a la oferta encabezada por Korean Air Lines Co.

Airbus DS y Korean Air alcanzaron un acuerdo verbal hace unas semanas para concurrir a este concurso valorado en entre 8,5 billones y 8,7 billones de won (entre 6.750 millones y 6.900 millones de euros). Sin embargo, como informó INFODEFENSA.COM, la alianza, en la que Airbus DS daría soporte técnico, no llegó a tiempo de ser suscrita como para optar a la primera ronda, que se inició el pasado 9 de febrero.

La legislación coreana obliga a que al menos dos postores puedan optar a este tipo de programas militares, por lo que la agencia de contrataciones de defensa del país (DAPA) se ha visto obligada a abrir una nueva ronda a la que la nueva alianza sí llega a tiempo.

Un portavoz de Korean Air ha confirmado este domingo el acuerdo con Airbus DS a la agencia France-Presse.


La vuelta del gigante europeo

EL programa, denominado KF-X, contempla la construcción de 120 cazas de tipo F-16 para sustituir la envejecida flota de aviones F-4 y F-5 y cubrir el hueco en capacidades que la Fuerza Aérea de Corea sufrirá en la próxima década antes de la llegada de un sustituto de nueva generación.  El país tiene previsto comprar cuarenta aviones de combate de quinta generación F-35 desarrollados por Lockheed Martin, ganadora en 2013 del concurso FX III en el que resultó derrotada Airbus. Airbus es el socio mayoritario del avión de combate Eurofighter, con el que optaba a ese programa a través de una oferta gestionada desde España.

De este modo, el presente proceso supone la vuelta de Airbus al mercado coreano en un concurso para dotar al país de aviones de combate, aunque en esta ocasión lo hace a través de una oferta encabezada por una empresa local, Korean Air, a la que la europea brinda soporte técnico.

Por su parte, KAI y Lockheed Martin ya desarrollaron hace una década el avión de entrenamiento T-50, por lo que ya cuentan con una importante experiencia de trabajo conjunto. Sin embargo, podría jugar en contra del éxito de esta opción el hecho de que Estados Unidos podría no apoyarla por la participación con un 20 por ciento en el programa KF-X de Indonesia, interesada en hacerse con parte de los aviones y que hasta hace diez años estuvo bajo embargo de armas por parte de Estados Unidos.

Corea del Sur lleva tiempo buscando un sustituto para reemplazar su flota de viejos F-4 y F-5, fabricados por Boeing, ante la inestabilidad en la zona. El país se llegó a plantear el alquiler de aviones F-16 a Estados Unidos ante los reiterados retrasos de este programa KF-X.

Fuente: Infodefensa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas