miércoles, 12 de marzo de 2014

Proyecto Daular: El nuevo aeropuerto de Guayaquil podría convertirse en el principal de América Latina.




Alceste Venturini, ingeniero civil y de transporte, es director asociado de Leigh Fisher, empresa estadounidense que elaboró el plan maestro para el aeropuerto intercontinental de Daular.

¿Cuáles son las potencialidades  del  aeropuerto intercontinental que se construirá en Daular?

Tiene muchas posibilidades de desarrollo en  su zona de influencia. Muy pocas ciudades en América del Sur cuentan con 2 020 hectáreas para crecer a través de la construcción de un aeropuerto. Nosotros hemos elaborado estudios en muchos aeropuertos de Brasil, Panamá, Colombia y otros lugares, y no tienen espacio  para crecer. No hay otro precedente en América Latina que tenga esa área  que permitirá construir tres pistas paralelas para operaciones simultáneas. Con eso podemos operar hasta el año 2 100.

¿Qué modelo de inversión es el más adecuado para  la obra?

El que decida el Municipio. Cualquiera funciona,  sea puramente municipal, empresarial o los dos mezclados. El 60% de los aeropuertos importantes en América Latina y El Caribe tienen administración privada y es supervisada y regulada por entes públicos.

¿La dinámica  mundial garantiza él éxito en la construcción de un aeropuerto intercontinental como el de Daular, cuyo costo  estimado es de  $850 millones?

Sí, hay bastante apetito a escala mundial por invertir en los negocios aeroportuarios. Hay mucho financiamiento. este tipo de inversión es muy atractivo en el mundo.

¿Cuáles factores son determinantes:  los precios, el volumen de pasajeros, de carga...?

En el caso de Daular, los propietarios del aeropuerto -Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil y el Municipio- tienen una visión y una estrategia claramente delineadas, transparentes y abiertas, que promueven la competencia y lo convierten en un  negocio atractivo. Cuando hay reglas claras llegan los inversionistas y operadores. Eso facilita que  los propietarios de los aeropuertos y las empresas se unan para hacer cosas grandes.

¿Con el nuevo aeropuerto, Guayaquil puede convertirse en un centro de distribución del tránsito aéreo en América del Sur y competir con el  Jorge Chávez, de Lima (Perú)?

Perfectamente. El aeropuerto de Daular tiene una ubicación estratégica y una logística que le permitirán  competir de forma abierta y directa con Lima. Guayaquil incluso está  mejor ubicado que Lima, cuyo aeropuerto, en el mejor de los casos, tendrá dos pistas en el futuro. La terminal aérea de Bogotá, El Dorado, no tiene más espacio  para aumentarlas. El  Tocumen de Panamá tiene dos pistas y no puede expandirese más. Lo mismo podemos decir de los aeropuertos de São Paulo y de Río de Janeiro, en Brasil. Guayaquil, en  la base aérea de  Daular, puede tener tres pistas.

Una de ellas  tendrá 4 100 metros de largo. ¿Qué ventajas sacará Daular de ese tamaño?

Con esa pista  al nivel del mar llegaremos tranquilamente a la mayoría de aeropuertos de Europa y algunos de Asia. Eso lo convertirá en   un aeropuerto intercontinental. Por eso es que incluso se ha planificado la instalación  de  puertas de contacto (mangas)  con capacidad para  albergar al avión comercial más grande del mundo:  el Airbus 380. 

¿Tiene una ciudad como Guayaquil,  de 2,4 millones de habitantes, el potencial  económico para construir un  centro de convergencia aérea?

Tiene lo suficiente. El  Hartsfield-Jackson, el aeropuerto internacional más grande del mundo está en Atlanta. Acoge a más de 90 millones de pasajeros cada año. Y no es precisamente  la ciudad más grande de Estados Unidos. Sin embrago,  es un centro de convergencia y de distribución. 

¿Qué vendrá después de concluido el proyecto?

El siguiente paso será buscar una aerolínea fuerte que quiera instalar su centro de operaciones en Guayaquil y  competir con los aeropuertos de Lima, Bogotá y Panamá. Esos son los principales centros de operaciones en la región. Hay que trabajar para  traer a las grandes empresas aéreas de la región para que aterricen en Guayaquil. Lima ha crecido por las empresas que tienen su base ahí como es el caso de Taca y Lan, entre otras. 

¿Se está gestionando la presencia  de los grandes operadores de carga del mundo?

Con nuestro cliente,  la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil, hemos visitado a  los grandes operadores e integradores de carga a nivel global: FeDex, UPS, DHL... Todos  han mostrado gran interés en reubicar sus centros logísticos de carga, siempre y cuando vean que se materializa el aeropuerto. Hace tres semanas visitaron Guayaquil. Creen necesario reubicar las operaciones que tiene en otras ciudades y traerlas a esta ciudad.

¿Una vez en operación, Daular competirá  con el aeropuerto de Tababela, en Quito?

El aeropuerto de Tababela  siempre será importante a escala nacional. La competencia natural para Guayaquil no es Quito sino Lima, Bogota Panamá, San José...

Fuente: Diario HOY Ecuador.
http://www.hoy.com.ec/

1 comentario:

Artículos relacionados

Nuestras tomas