martes, 29 de octubre de 2013

Minitransbordador espacial se sale de la pista

Una versión nueva, más pequeña del transbordador espacial de la NASA se recupera de un difícil primer aterrizaje.

El avión espacial Dream Chaser, diseñado por Sierra Nevada Corp., aspira a transportar astronautas hacia y desde la estación internacional en cuatro o cinco años.
La compañía ensayó un modelo en escala real en la Base Aérea Edwards en California el sábado. Un helicóptero dejó caer la nave no tripulada desde 3.810 metros (12.500 pies) en un primer vuelo libre que hizo recordar los ensayos iniciales por NASA del prototipo Enterprise en los setenta.

Todo le fue bien al modelo automatizado de Dream Chaser hasta el final, cuando el tren de aterrizaje se desplegó demasiado tarde y el vehículo de pruebas se salió de la pista.

El jefe de sistemas espaciales de la compañía, Mark Sirangelo, dijo el martes que el daño era escasi. La rueda izquierda sigue conectada y el neumático ni siquiera se rajó, dijo. El área de la cabina de tripulantes quedó intacta, y los astronautas habría resultado ilesos. Las computadoras de vuelo no dejaron de funcionar, y ningún equipo crítico fue dañado.
Sirangelo resaltó que el vuelo de un minuto fue un éxito, pese al final.

Subrayó que el incidente casi seguramente se debió a una falla mecánica. Se inició una investigación. Dijo que la falla no deberá frenar planes para un ensayo pilotado el año próximo. EL tren de aterrizaje está basado en el de los aviones de combate F-5 y no es el mismo tipo del que será usado en el modelo definitivo.
El vehículo de pruebas será reparado y pudiera volar de nuevo, le dijo Sirangelo a reporteros durante una teleconferencia.

Sierra Nevada — una de varias compañías privadas que aspiran a poner a astronautas estadounidenses en órbita — planea el primer vuelo orbital de pruebas de un Dream Chaser en el 2016 y la primera misión orbital tripulada en el 2017.

NASA depende ya de la industria privada para transportar carga hacia la estación orbital, una vacante creada con el fin del programa de transbordadores en el 2011. Hasta que compañías estadounidenses proveen una forma segura de transportar a los astronautas, la NASA seguirá volando sus astronautas en cápsulas espaciales rusas, a un alto costo.





Fuente: Sierra.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas