Últimos Posts

Nueva isla surge tras el terremoto de Pakistán.



El pasado 24 de septiembre, un gran terremoto de magnitud 7,7 en la escala Richter sacudió el oeste de Pakistán, provocando la muerte de al menos 350 personas y dejando a más de 100.000 sin hogar. En medio de la destrucción, surgió una nueva isla en el mar, a un kilómetro de la costa de la ciudad de Gwadar, que sorprendió a los científicos. Dos días después, el satélite Earth Observing-1(EO-1) capturaba desde el espacio la imagen del islote.
Los investigadores creen que la isla, probablemente un «volcán de lodo», se levantó poco después del terremoto ocurrido a 380 km tierra adentro. La imagen bajo estas líneas, obtenida por el satélite Landsat 8, muestra la misma zona el 17 de abril de 2013.
En las imágenes de satélite en las que se aprecia la isla, los tonos más claros de verde y marrón en el agua revelan un lecho marino poco profundo o sedimentos en suspensión. La profundidad del agua alrededor de la nueva isla es aproximadamente de 15 a 20 metros, según el geólogo marino Asif Inam del Instituto Nacional de Oceanografía de Pakistán. La fotografía incluso muestra las ondulaciones paralelas que forman las olas al marchar hacia la orilla.

Otra fotografía aérea, del Instituto Nacional de Oceanografía de Pakistán, muestra la forma del terreno con detalle, que se cree tiene de 75 a 90 metros de ancho y se levanta entre 15 y 20 metros sobre el agua. La superficie es una mezcla de barro, arena fina y roca sólida.
«La isla es en realidad una gran pila de barro del fondo marino que fue empujada hacia arriba», dice Bill Barnhart, geólogo del Servicio Geológico de EE.UU., que estudia los terremotos en Pakistán e Irán. «Es normal en esta zona del mundo, ya que la geología es la correcta para su formación. Hace falta una capa de gas enterrada bajo presión -metano, dióxido de carbono...- y fluidos. Cuando esa capa se altera por las ondas sísmicas (como un terremoto), los gases y fluidos se precipitan a la superficie, llevándose la roca y el barro con ellos».

Escape de gas metano

Inam cree que, en este caso, la presión bajo tierra provino de una expansión de gas natural. «En la nueva isla, hay un escape continuo de gas metano altamente inflamable a través de un número de orificios de ventilación». Varias de estas islas han aparecido de los 700 km de la costa de Makran durante el pasado siglo, pero como es una zona poco poblada a veces pasan desapercibidas.
Es probable que la vida de esta isla sea corta. La bolsa subterránea de gas se enfriará o escapará con el tiempo, haciendo que la corteza se colapse y baje de nuevo. Las olas, las tormentas y las mareas del mar de Arabia también se llevarán la arena y el barro. Estas islas suelen durar de unos pocos meses a un año antes de hundirse para el mar.
Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20130930/abci-nueva-isla-surgida-terremoto-201309301036.html