viernes, 27 de septiembre de 2013

JetBlue y Virgin America probarán Wi-Fi Inflight de alta velocidad

Compañías aéreas como Virgin America comienzan a probar acceso a Internet de alta velocidad para los pasajeros de sus aviones. El Wi-Fi Inflight de alta velocidad podría ser un servicio común en cualquier aerolínea para el año 2015.

Un viaje, sin duda, se hace mucho menos aburrido si contamos con conexión a Internet; ya sea para poder trabajar (y aprovechar el tiempo contestando correos electrónicos atrasados) o bien para pasar un buen rato navegando por la red o viendo algún contenido enstreaming. Si bien cuando viajamos en tren, y contamos con una conexión 3G, esto no es nada complicado; la conexión a Internet en los aviones nos sigue quedando algo lejana (a pesar que es una realidad palpable en algunas compañías). La compañía Gogo Inflight Internet, que provee de acceso a Internet a varias compañías de Estados Unidos, ha desarrollado un interesante sistema que combina redes móviles y enlaces por satélite para ofrecer acceso a Internet de alta velocidad en los aviones.
¿Acceso a Internet a alta velocidad en un avión? La idea, sin duda, suena más que interesante y promete hacer mucho más entretenidos (o productivos) los vuelos. Evidentemente, este tipo de servicios es una facilidad que las compañías aéreas rara vez ofrecen de manera gratuita (y algunas abusan bastante con los precios) porque dependen de enlaces por satélite que, precisamente, no son baratos y tampoco pueden ofrecer accesos a alta velocidad.
Sin embargo, con el esquema que propone Gogo Inflight (combinando banda ancha móvil y acceso por satélite), se podría multiplicar por 6 la velocidad de conexión actual y esto abriría la puerta a una mejor experiencia de uso y, quizás, hasta el uso de servicios como Netflix o Hulu durante un vuelo. Virgin America ya ha anunciado que durante el segundo semestre de 2014 ofrecerá este servicio en sus 53 aviones a un coste de 14 dólares/día o bien mediante bonos mensuales de 50 dólares/mes (ideados para usuarios que viajen con mucha frecuencia).
Según los datos aportados por Gogo, su arquitectura podría ofrecer un acceso de 60 Mbps a cada avión que usase su servicio; un salto diferencial si lo comparamos con los 3 Mbps que tienen de media los aviones que actualmente ofrecen Wi-Fi Inflight o los 10 Mbps que ofrecen algunos aviones con servicios avanzados de acceso a Internet como los que, por ejemplo, ofrece Panasonic Avionics Corp. Si comparamos estos 60 Mbps con los 8,6 Mbps que, según Akamai, es la velocidad media de un acceso a Internet fijo, estamos ante un sustancial salto en cuanto a las posibilidades del servicio y la experiencia de navegación por Internet durante un vuelo (y un servicio por el que, quizás, valga la pena pagar).

Wi-Fi Inflight: ¿gratuito o de pago?

Según comentaba el CEO de Virgin America, el Wi-Fi Inflight aún tiene mucho camino que recorrer y, evidentemente, tiene que ser un servicio de pago porque, cuanta más gente se conecte en el avión, el caudal se tiene que dividir y el servicio se termina degradando. Con la tecnología actual, a partir de 30-35 personas conectadas, la conexión deja de ser práctica y la degradación del servicio no pasa inadvertida. Precisamente, para "amortiguar" esta degradación, las compañías apuestan por el cobro del servicio, haciendo que el precio sea una barrera de entrada y así evitar clientes enfadados.
Y aunque, por regla general, las compañías aéreas vean el Wi-Fi Inflight como un servicio premium, aerolíneas como JetBlue Airways, una compañía aérea low-cost de Estados Unidos, parecen apostar por un enfoque distinto. JetBlue tiene planeado para el año 2015 ofrecer acceso a Internet gratuito aunque, eso sí, estará limitado. Dicho de otra forma, la idea de JetBlue es hacer que su servicio no sea neutral; ofreciendo navegación gratuita pero limitando el acceso a contenidos que requieran mayor ancho de banda (streaming de contenidos, por ejemplo), cuyo acceso sí que sería de pago.
Usando la red de satélites de ViaSat Inc, JetBlue espera ofrecer un caudal de 12 Mbps por cada pasajero conectado aunque, claro está, el dato hay que tomarlo con cautela porque, honestamente, creo que está un poco falseado. Si se limitan los servicios a los que el usuario se puede conectar y solamente se permite navegación web, nuestros equipos no están cursando tráfico de manera continuada (tasa de ocupación) y, en general, la experiencia nos dará la sensación de disponer un gran caudal a nuestra disposición.
Algunos estudios se atreven a pronosticar que, para el año 2015, el 85% de las principales compañías aéreas ofrecerán Wi-Fi Inflight y, de hecho, compañías como United Airlines se comprometen a ofrecer el servicio en el 100% de sus aviones para dicha fecha.
Esquemas como los que ofrece Gogo Inflight Internet parecen que podrían hacer despegar, nunca mejor dicho, el servicio de Wi-Fi Inflight y su expansión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Artículos relacionados

Nuestras tomas